Skip to content Skip to footer

KAMBÓ

LA AMAZONIA NO DEJA DE SORPRENDERNOS PROVEYENDO SUSTANCIAS PODEROSAS.
La piel produce una excreción de resina de una rana selvática, llega como una solución mágica a innumerables problemas de salud.

‘Kambo’, ‘campu’, ‘sapo’, ‘vacino da floresta.’ Todos estos son nombres que se le dan a la secreción de una rana arborifera que vive en la parte noroccidental de la selva Amazonica (Peru, Colombia y Brazil). El nombre científico de esta rana es ‘Phyllomedusa bicolor’ o “ Rana Mono Gigante”.

Originalmente 53 tribus usaban esta secreción pero ahora se sabe que únicamente 13 pequeñas tribus la siguen usando. Se utiliza para poder liberarse del Panema, (nombre que se le da a las cosas negativas) y como una medicina poderosa en contra de la malaria, las picaduras de serpiente, fiebre amarilla y otras enfermedades epidémicas.

La investigación científica sobre la secreción de esta rana se inició en la década de 1980. Nominado para el premio Nobel, el científico italiano Vittorio Erspamer de la Universidad de Roma, escribió que esta secreción contiene un “cóctel químico fantástico, con posibles aplicaciones médicas, no igualado por ningún otro anfibio. Hasta ahora, los investigadores han encontrado nueve péptidos bioactivos que tienen un potente efecto sobre los músculos gastrointestinales, las secreciones gástricas y pancreáticas, la circulación sanguínea, y en la estimulación de la corteza suprarrenal y la glándula pituitaria.

Las reacciones químicas que produce en el cuerpo humano.

  • Impacta fuertemente a los intestinos provocando una profunda purga.
  • Baja la presión arterial.
  • Aumenta la percepción sensorial.
  • Produce un fuerte efecto analgésico, mejoran la resistencia, aumentan la fuerza física.
  • Mejoran la capacidad de soportar el dolor y las situaciones estresantes.
  • Facilita la digestión, y se han demostrado efectos analgésicos para quienes tienen cólicos renales, dolores causados por la insuficiencia vascular periférica y dolores cancerígenos.
  • Otras características médicas interesantes de esta secreción son sus efectos anti-inflamatorios, su capacidad para destruir los microbios y los virus y para sanar infecciones.
  • Para las personas con adicciones, los resultados también pueden ocurrir rápidamente. Los casos complicados pueden tomar más tiempo.
  • Kambó es uno de los medios naturales más fuertes además para potenciar nuestro sistema inmunológico. Es 4.000 veces más potentes que la morfina y 40 veces más fuertes que las endorfinas endógenas tipo B.

Los tratamientos con Kambo tienen efectos a corto y largo plazo. “A corto plazo, los efectos son un estado de alerta, buen humor, mayor resistencia al cansancio; la capacidad de enfocarse y concentrarse con más facilidad, y una calma mental que puede durar varios días o semanas.

A largo plazo el Kambo empodera el sistema inmunológico, supera la fatiga y mejora el estado de la salud.

Con el Kambo, tenemos la oportunidad de despertar el cuerpo en su total potencial natural de protegerse, fortalecerse y curarse.

Las personas que reciben regularmente esta “vacuna” no se enferman y tienen un montón de energía. Restableciendo el equilibrio natural se evita la aparición de dolencias inducidas por diferentes virus.

En el caso de enfermedades graves, adicciones o toxinas acumuladas de los medicamentos farmacéuticos, puede ser útil recibir el doble del tratamiento por un tiempo. De esta manera, los efectos de limpieza de los tratamientos con Kambó aumentarán uno tras otro y durarán más tiempo.

Lo que el Kambo no puede hacer es eliminar la raíz de nuestros bloqueos emocionales provenientes de experiencias traumáticas. Uno puede sentir alivio al vomitar la bilis amarilla, pero la raíz del problema permanece. Para eliminar la raíz de la ira y el miedo, otros medicamentos enteógenos son empleados.

Translate »